Desarrollo de una mezcla asfáltica en frío respetuosa con el medioambiente

El material de reparación de asfalto en frío ensacado (mezclas de asfalto en frío) se utiliza para reparar baches y protuberancias de firmes con el fin de facilitar el parcheado y lograr una alta estabilidad de almacenamiento. Sin embargo, debido a que su curación es lenta en comparación con las mezclas asfálticas en caliente y a que su durabilidad también es peor, las mezclas asfálticas en frío se han aplicado principalmente en la rehabilitación temporal de carreteras de poco tráfico. Por otra parte, en los últimos años se han realizado grandes esfuerzos para mejorar la durabilidad de las mezclas asfálticas en frío con el objetivo de aplicarlas en la reparación de carreteras de tráfico relativamente alto, así como en obras de rehabilitación temporales - de medio y largo plazo - y permanentes. Esto ha permitido desarrollar productos de gran durabilidad. Por desgracia, la resistencia, el tiempo de curado y la durabilidad de las mezclas asfálticas en frío aún no han alcanzado el nivel de las mezclas asfálticas en caliente y a menudo presentan daños como roderas o dispersión de áridos inmediatamente después del parcheado y durante el verano. También existen limitaciones para el uso de mezclas asfálticas en frío cuando llueve o cuando el área reparada presenta charcos de agua.

Esta página web utiliza cookies para optimizar su funcionamiento. Le permiten acceder de forma segura a su espacio personal y descargar nuestras publicaciones. Usted acepta su uso haciendo clic en el botón "Continuar".