Carreteras de energía positiva

La infraestructura de transporte, y en particular la infraestructura vial, es fundamental para el crecimiento económico de los países y, como tal, atrae inversiones significativas. Los beneficios sociales y económicos del suministro de infraestructuras viarias están bien documentados, pero cada vez se reconoce más que los procesos mediante los cuales se diseña, construye, mantiene y explota la infraestructura también deben minimizar los impactos negativos, como la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero. Un reto clave para los gestores de sistemas de transporte por carretera es la necesidad de mejorar todos los aspectos de su eficiencia energética.

En las últimas décadas se han llevado a cabo importantes investigaciones para reducir la cantidad de energía utilizada por las carreteras y desarrollar sistemas innovadores que las conviertan en una fuente potencial de energía.

Las carreteras de energía positiva (CER) pueden satisfacer dos necesidades importantes para las administraciones de carreteras. En lugares remotos de países grandes (incluyendo muchos países LMIC) donde o bien no es posible, o bien resulta prohibitivo desde el punto de vista de los costos, conectarse a una red eléctrica, las fuentes de energía independientes ofrecen la posibilidad de instalar infraestructuras que (por ejemplo) proporcionan información a los usuarios, mejoran la seguridad o supervisan las condiciones ambientales o el rendimiento de los activos. Las fuentes de energía típicas para estas aplicaciones, solar y eólica, son renovables. 

La CER también tiene el potencial de contribuir significativamente a la descarbonización del transporte. La creciente presión mundial sobre el desarrollo sostenible en respuesta a los efectos del cambio climático y las crecientes limitaciones de la capacidad de los recursos energéticos hacen que sea imperativo reducir el uso de combustibles fósiles. Dependiendo de las estrategias nacionales de generación de energía renovable, las CER pueden desempeñar un papel importante tanto en términos de reducción del consumo total de energía como de aumento de su potencial para la generación de electricidad que depende menos de fuentes externas de energía. El objetivo final es llegar a una etapa en la que la infraestructura vial sea neutra desde el punto de vista energético o incluso se convierta en un exportador neto de energía.

Este informe analiza el potencial de generación de energía renovable en la envolvente de la carretera (el derecho de paso) para ayudar a abordar las necesidades energéticas de las autoridades viales, incluyendo una gran variedad de fuentes de energía renovable (pavimentos y barreras solares, generación eólica, geotérmica...), su análisis de coste-beneficio y su nivel de preparación tecnológica.

informaciones

  • Fecha : 2019
  • Autor(es) : Maple Consulting Ltd and associates
  • Campo(s) : Medio Ambiente
  • Ref. PIARC : 2019SP01
  • ISBN : 978-2-84060-601-7
  • Número de páginas : 149

Esta página web utiliza cookies para optimizar su funcionamiento. Le permiten acceder de forma segura a su espacio personal y descargar nuestras publicaciones. Usted acepta su uso haciendo clic en el botón "Continuar".