Vehículos conectados - Retos y oportunidades para los operadores de tráfico y carretera

El despliegue de la comunicación Vehicle-to-Infrastructure (V2I) y Vehicle-to-Vehicle (V2V), también conocida como sistemas de transporte inteligente cooperativos (C-ITS), se está acelerando en muchos países desarrollados. Por ejemplo, Japón ya tiene un sistema operativo a nivel nacional, los Estados Unidos están considerando una ley que obligue a disponer de comunicación de onda corta en los vehículos nuevos, y la Unión Europea ha desarrollado una estrategia destinada a un despliegue masivo a partir de 2019.

Estas tecnologías implican muchas oportunidades para los operadores de tráfico y carretera, tanto para el diseño como para la explotación de las carreteras, pero también muchos retos. Este informe ofrece una visión detallada de estas oportunidades y desafíos. Formula recomendaciones para los países o regiones que deseen incorporarse, incluidos los países en desarrollo.

El trabajo se basa en encuestas realizadas sobre muchos proyectos existentes en todo el mundo, completadas con una revisión de la literatura existente.

Las principales oportunidades identificadas se encuentran en el campo de la seguridad vial, la gestión y la información sobre el tráfico, pero estas tecnologías también pueden reducir los costes de los operadores de carreteras o incluso generar ingresos. Pueden ayudar al diseño de carreteras y a la gestión de activos. C-ITS también proporciona respuesta a las cuestiones que se plantean a los operadores de carreteras de los países en desarrollo, y a las cuestiones que plantea la conducción autónoma.

Pero los retos a los que hay que enfrentarse para iniciar un proceso de despliegue son enormes: ¿Qué servicios desplegar ? ¿Con qué tecnología? ¿Cómo garantizar la interoperabilidad? ¿Cuáles son los cambios en la organización de los operadores de tráfico y carretera? ¿Cómo cooperar con los fabricantes de automóviles? ¿Cuál es el modelo de negocio, también para los datos? ¿Cómo garantizar la seguridad y la protección de datos ?

El informe proporciona algunas buenas prácticas basadas en la experiencia de los desarrollos existentes.

Esa experiencia demuestra que la mejor manera de empezar con C-ITS es iniciar proyectos piloto y aprender según se va haciendo. Las experiencias piloto basadas en algunos de los servicios más maduros (los denominados Servicios del Día 1, tal como se describen en el informe) son un buen punto de partida. La sección sobre los pros y los contras de cada tecnología puede ayudar a tomar la mejor decisión al respecto.

Ejemplos de especificaciones técnicas están disponibles en los despliegues piloto existentes. Algunos ya están armonizados, como en Europa, para garantizar la interoperabilidad.

La seguridad y la privacidad son retos importantes que deben ser abordados con los expertos adecuados.

Pero la cuestión clave no es técnica, sino que es implicar a todas las partes involucradas: los operadores de carreteras no pueden desplegar los C-ITS por sí solos, sino que necesitan trabajar en estrecha colaboración con los fabricantes de automóviles y los proveedores de servicios que prestarán el servicio al usuario final.

informaciones

  • Fecha : 2019
  • Autor(es) : Groupe d'études / Task Force / Grupo de Estudio B.1 Conception routière et infrastructures pour des solutions de transport innovantes / Road Design and Infrastructure for Innovative Transport Solutions / Diseño de Carreteras e Infraestructura para Soluciones de Transporte Innovador
  • Campo(s) : Seguridad Vial / Operaciones en la red de carreteras
  • Ref. AIPCR : 2019R11ES
  • ISBN : 978-2-84060-523-2
  • Número de páginas : 97

Esta página web utiliza cookies para optimizar su funcionamiento. Al hacer clic en el botón "Continuar", usted acepta navegar nuestra página web sin cambiar su configuración de cookies, usted acepta su uso. Obtenga más información y configure las cookies.